Wednesday, December 07, 2005

AJUSTE DOLOROSO EN LA ECONOMÍA

El horizonte económico continua siendo visible en la lejanía, aunque con difícil definición resolutoria

En su última aparición pública, cometida el Viernes 2 de Diciembre, Alan Greenspan, de 79 años de edad, presidente de la Reserva Federal estadounidense desde 1987, planteó la hipótesis de que la razón por la que el históricamente elevado déficit por cuenta corriente de E.E.U.U. no ha ejercido una persistente presión sobre el dólar es porque el déficit refleja una más amplia y durable tendencia financiera en E.E.U.U. y en otras partes y que los déficit que acumulan una deuda exterior neta siempre ascendente no pueden persistir indefinidamente ya que los inversores extranjeros se sentirán obstaculizados ante una creciente concentración de créditos adeudados por los residentes de E.E.U.U. y comenzarán a alterar la composición de sus carteras, lo que podría ser brújula de la detección que ha observado una caída en el valor del dólar y una reducción de la participación del dólar como moneda en las carteras mundiales provocando una dispersión de desequilibrios ante la que no existe todavía una comprensión sobre las implicaciones de estos desequilibrios que cruzan todas las fronteras y que muestran la evidencia que si se tuviese la capacidad de previsión del proceso de ajuste internacional el resultado de los últimos años habría sido mejor.

Con el tiempo presumo que aprenderemos, explicó.

Continuó con su previsión de intuiciones indicando que cualquiera que sea el significado y las posiblemente negativas implicaciones del déficit por cuenta corriente la actitud de mantener la flexibilidad puede ser la mejor iniciativa para contrarrestar sus riesgos debido a que si la deriva perturbadora actual hacia el proteccionismo es contenida y los mercados permanecen lo suficiente flexibles, el comercio, tipos de interés, precios de los activos y tipos de cambio modificados provocarán el aumento del ahorro en E.E.U.U., reduciendo así la necesidad de la financiación extranjera, pero que si la deriva perniciosa hacia la inestabilidad fiscal en E.E.U.U. y en otras partes no se frena y es combinada por un retroceso proteccionista de la globalización el proceso de ajuste puede ser bastante doloroso para la economía mundial.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home