Thursday, September 07, 2006

La última de Dallas

Muere la última ocupante del vehículo en el que fue asesinado Kennedy


Vehículo en el que fue asesinado Kennedy y el Gobernador Conally resultó herido


Desde Washington llegó la noticia el pasado Domingo 3 de Septiembre: Nellie Connally, la única persona aún viva de las que viajaba en el automóvil en el que el presidente John F. Kennedy cayó abatido a tiros en 1963 en Dallas, murió a los 87 años, según medios de prensa de Texas.

Nellie era la esposa de John Connally, gobernador de Texas, de 1962 a 1969 que resultó herido en el tiroteo, falleciendo en 1993 a los 75 años.

El 22 de noviembre de 1963, los dos viajaban en el mismo automóvil que el católico Kennedy y la primera dama, Jacqueline, en un desfile por las calles de Dallas, cuando el presidente fue alcanzado mortalmente por los disparos de uno o varios francotiradores.

La Comisión Warren, que investigó los hechos, concluyó un año después que la primera bala alcanzó a Kennedy, atravesó su cuerpo e hirió a John Connally, que una segunda impactó contra la cabeza del presidente y que una tercera no hirió a nadie.

No obstante, Nellie y su marido disputaron esa interpretación y mantuvieron que la que alcanzó al gobernador fue una bala diferente.

"Lucharé contra cualquiera que quiera hablar de esas tres balas", dijo Nellie en una entrevista con la revista Newsweek en 1998. "Sé lo que pasó en ese automóvil", añadió. Sin embargo, la Comisión Warren concluyó que Lee Harvey Oswald fue el único asesino. Sin embargo, la Comisión Warren concluyó que Lee Harvey Oswald fue el único asesino.

Algunos estudiosos utilizan la teoría de las cuatro balas para mantener hasta hoy que debió de haber un segundo rifle, pues Oswald no habría podido disparar cuatro proyectiles de forma tan rápida.

Labels:

1 Comments:

Anonymous carbonera de Sama said...

Pues nosotros en tierras madrileñas desde hace una semana afrontando la vuelta al cole pero nos gustaría solicitar un periodo vacacional en ese chalet castellano-leonés para promover crecimiento personal y hacer frente a este inmenso secarral en el que nos encontramos inmersos rodeados de multitudes alteradas especialmente en el momento me subo al metro y el sudor recocido se convierte en el perfume habitual de estas tierras.

11:31 PM  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home