Thursday, July 06, 2006

Bucles dorados en El Escorial

El pasado martes 3 de Julio, los reyes de España inauguraron el nuevo auditorio de El Escorial.

Desde las páginas del diario EL PAÍS, Roger Salas, con información de Rosana Torres, dio buena cuenta de la noticia.

Debido al interés que ha suscitado dicha reseña, ESTUFACTO quiere destacar algunos párrafos de la misma:


Señala Roger Sala

"La discreta apariencia de la nueva construcción hizo vasos comunicantes con el tono de la gala, circunstancias aparte, aún entendiendo que siempre la apertura de un teatro es una verdadera fiesta, tanto para el mundo de la cultura como para toda la ciudadanía"."

destaca

"Los Reyes presidieron esta inauguración, y estuvieron acompañados en todo momento por Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid. La reina Sofía fue certificada por unanimidad como la señora más elegante de la noche, con su traje lavanda plisé, y algún que otro comentario descarnado despertó el refulgente verde retoño de la presidenta regional".

y describe

"...lo que debió ser cocktáil y fuegos artificiales, se convirtió en silenciosa tertulia en las terrazas superiores del teatro, que son la base logística y justificación volumétrica de esta arquitectura..."

Continua el Sr. Salas:

"La orquesta iba de rigurosa etiqueta y Riccardo Muti también, en estricta sastrería milanesa, siempre con ese toque "ancien regine" que le caracteriza, aunque ahora lleva el pelo más corto que cuando era el rey omnipotente del coliseo milanés".

para ilustrar, acto seguido, que

"La estructura escenográfica llamada comúnmente "concha de conciertos", resultaba un poco desconcertante, pues arrancaba con un fondale cuadriculado en cristal azul retroiluminado, y este mismo elemento geométrico pasaba al techo del escenario y abarcaba al de la platea. Su color probablemente evocaba el azul del diáfano cielo de la zona, el que enmarca al monasterio y que pintó Maella. Pero su efecto en el interior de una gran sala sinfónica merece reflexión".

Recalca Salas:

"El detalle menos convincente de la decoración fue la proyección en el bambalinón frontal de una diapositiva con las siete estrellas de la Comunidad de Madrid y, entrando en detalles, el color del podio del director".

y que

"El teatro no puede decirse que estuviera en lleno total, aunque sí hubo público suficiente que justificaba la importancia de la fecha. Entre los asistentes estaban (...) [cita el Sr. Salas varias personalidades, destacando que una de ellas] (como siempre, de Miyake) (...) Otro tipo de color aportó un fraile de hábito con capucha, y una larga fila de alzacuellos y severa expresión".

para detallar más adelante

"Un detalle que no pasó inadvertido ni para el director ni para el público, fue que el ramo de flores entregado al concertino era del mismo tamaño que el de Muti, que miró el ornamento, se puso serio pero luego, al oír los bravos, volvió a sonreír; algo que nunca habría pasado ni pasará en ningún teatro italiano".

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home