Saturday, January 20, 2007

La Movida Madrileña revisitada (VI)

FERNANDO VIJANDE by WARHOLEn Octubre de 1981, Fernando Vijande, una de las personas mejor colocadas en el mundo del arte contemporáneo, instaló en un céntrico garaje de Madrid su galería de arte.

El galerista, experto, visionario y audaz, rápido se percató del paralelismo existente entre la efervescencia que agitaba Madrid y espíritu de la mítica "Factory" de Andy Warhol y decidió unir ambos universos.

Inauguró su espectacular galería con la exposición "El Chochonismo Ilustrado", donde Costus presentaba su insólito decálogo.
Poco a poco se fueron sucediendo otros sorprendentes eventos para el serio y formal ámbito del arte: presentaciones de ropa, de discos...Y todo ello con la asistencia de un público inédito para los habituales parroquianos de las más selectas galerías de arte.

ENTRADA a la EXPOSICIÓNEl 27 de Diciembre de 1982 se inauguró la exposición "Pistolas, cuchillos y cruces", de Andy Warhol. Con gran osadía, Fernando Vijande, previendo lo que habría de suceder, tuvo la ocurrencia de cobrar la entrada. El hecho no tenía precedentes. Cuando los visitantes eran requeridos para el abono, las reacciones no se hacían esperar. Escandalizados, algunos daban media vuelta inmediata con airadísimos gestos de grave indignación. ¡Hasta aquí podríamos llegar! Otros pedían explicaciones. Algunos incluso intentaban ciertos regateos: "Bueno, pagamos una y entramos los dos". Pero la feliz ocurrencia tuvo el éxito esperado. La afluencia fue masiva y la gran mayoría abonaba los veinte duros sin rechistar.

HAPPINNES IS A WARM GUNPero faltaba lo mejor.
El hábil galerista consiguió que Andy Warhol se personara para la inauguración oficial, que incluía una conferencia de prensa a la que seguiría un cócktail.

El artista de Pittsburgh representaba la filosofía -de la "A" a la "B"- que inspiraba a buena parte de los nuevos y rompedores artistas que estaban agitando el panorama.
Y la movilización fue absoluta.

Pero la movilización no se limitó a los artistas. El Lunes 17 de Enero de 1983 se originó un cataclismo sin antecedentes.

Un turbamulta compuesta por intelectuales de variado pelaje, rockeros con barriga o con navaja, modernos de toda la vida y modernos recientes, zotes que habían realizadoBONO BUENO EL BONO BUS urgentes cursillos de lectura rápida sobre Warhol o Lichtenstein, multiples diseñadores de lo que fuera, punkis encrestados, profesionales del petardeo, drogadictos, elegantes y aturdidas damas, enteradillos, locutores punteros, músicos, chavales a punto de formar un grupo, fotógrafos, editores de ultimísimos fanzines, homosexuales, pintores, guapos, guapas, reporteros de horrendas publicaciones, vanguardistas videoartistas, residuos del underground más trasnochado, columnistas de reconocido prestigio, macarras procedentes de las más insospechadas periferias, prostitutas reconvertidas en lumis de hoy, pijos, anarquistas y otros pobladores de la urbe llenaron el garaje de Vijande.

Warhol, estupefacto, quizás por primera vez en su vida, comentó: "¿en serio no les han pagado para que vengan?".

Tras la conferencia de prensa, básicamente monosilábica, llegó la firma de autógrafos y la situación alcanzó el delirio.

Los asistentes, tras arduas luchas por conseguir las postales de la exposición, se avalanzaban sobre el artista, sin importar las caídas de más de uno, para compulsarlas.
Los reporteros gráficos veían obstaculizada su labor. No eran los únicos que había acudido con sus cámaras. Todo el personal asistente ansiaba su foto con el pope pop.

Pistolas, cuchillos y CRUCESDurante la estancia en Madrid del artista, la jet-set organizó lujosas recepciones y fiestas, gracias a las cuales personajes como Fabio McNamara, Pedro Almodóvar, o los miembros de Tequila, compartieron espacio con los March, los Fierro o Isabel Preysler.

¿HACIA DÓNDE MIRAN?En una de esas fiestas era obligado vestir de smoking. Warhol, al enterarse, no dudó en ponerse los pantalones negros requeridos encima de sus sempiternos e impolutos pantalones vaqueros con su impavidez habitual.

Pitita Ridruejo disfrutó mucho.

Warhol, pintor de cámara al fin y al cabo, estaba más interesado en el ambiente de las marquesas, poseedoras de los recursos necesarios para pagarse un retrato del pintor, que en aquellos artistas más o menos emergentes, muy ocurrentes, pero escasos de recursos.

La gran repercusión que tuvo la exposición, así como la presencia de cuerpo presente de su autor, vino a suponer el pistoletazo de salida para que la movediza efervescencia que agitaba Madrid alcanzara cotas internacionales.


La Movida Madrileña revisitada
I - II - III - IV - V - VII

9 Comments:

Anonymous athos said...

Más que excelente post, amigo.
Recuerdo bien aquél evento.
Saludos y parabienes.

11:46 PM  
Anonymous Anonymous said...

Es de lógica que quien asistio a esa expo-reunión de Wharhol con el mundillo puntero de la City,no podra olvidarlo jamas.
Los buenos recuerdos jamas se olvidan. #Z#
Y la camisa roja con el dollar y la firma tampoco la olvido. Es cierto que no era mia, pero si de uno de mis mejores amigos y no es bonito comer el coco a amigos q en ese momento, por lo que fuere,estaban en inferiores condiciones. El Aludido que se aluda, por que va por el. En mí opinión eso no se hace.
Saludos

12:21 PM  
Blogger WODEHOUSE said...

Por lo visto la Fanny que siempre estaba muerta de hambre se puso hasta la colcha de canapés.Entre otras cosas.Me gusta muchísimo este blog.Cuentas cosas muy interesantes.

10:02 AM  
Anonymous Anonymous said...

...el Hombre Invisible de la Movida es el autor del fragmento de la foto que publicas.
a Tu ticket de metro podria quedarle un viaje en el tiempo.

5:32 AM  
Blogger Estufacto said...

He de confesar que nunca he visto al hombre invisible.
Quizás el bono-bus me permita en el futuro verle.

Atte.
Estufacto

6:35 PM  
Anonymous un antigüo said...

Y leo esto y tengo en mis manos 5 de esas postales firmadas por el mismo Andy

2:46 PM  
Anonymous Anonymous said...

Gracias por el comentario! Siempre es bueno recordar que España fue moderna una vez, en los 80, cuando Warhol vino a Madrid y arrasó. Gracias por tu texto y recuerdos al gran Fernando Vijande.

8:39 AM  
Anonymous Anonymous said...

Aquella exposicion de Warhol ya tenia dueño: Jack Hachuel que la coloco en su casa de Puerta de Hierro. Recuerdo que en la fiesta que dio aquello parecia una peli de americanos. Se decia que sus guardaespaldas eran ex agentes del Mosad. Pelicula total.

4:32 AM  
Anonymous iñaki said...

Fui a ver la exposición y Andy estaba sentado tars una mesa firmando. había una larga cola de gente. Cuando llegué le di la tarjeta de la exposición para que me firmase y también una foto de uno de mis cuadros. Miró la foto, luego me miró como sorprendido y siguió a lo suyo. Por cierto, la tarjeta que me firmo se la regalé muchios a ños después a un conocido, que la colgó en su cuarto de baño. No sé si ese mismo día o al día, que volví a ver la exposición más tranquilo, me encuentro a Warhol mirando el escaparate de una tienda de juguetes que había más arriba de la Galería Vijande. Lo qu sucedió entonces es algo que no pienso desvelar.

11:19 PM  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home