Thursday, July 19, 2007

El exilio de Elixio

Elixio Rodríguez no acudirá nunca más a la celebración del "Día da Patria Galega" en Santiago de Compostela.

Hacía ya más de dos décadas que todos los 25 de Julio, su figura, menuda, atildada, impecablemente trajeada pese a los rigores estivales -que él ignoraba- podía ser divisada en la manifestación nacionalista y en la tribuna de oradores.

Allí podía ser visto y oído Elixio, exiliado en México desde 1939. Un anciano al que 40 años de destierro sólo se le notaban en el traje y en algunas expresiones mexicanas que salpicaban su idioma natal.

Nacido en Grou (Lovios) el 4 de Enero de 1910, estudió con los maristas en Venta de Baños, Tui y en Ourense también.

Veinte años después, al inicio de los años treinta del siglo veinte, siendo un miembro activo de las Mocedades Galeguistas de la comarca de Celanova, fundó las Juventudes Galeguistas de Bande. (Uno de sus compañeros sería co-leader de un comando antifascista luso-hispano que en 1961 secuestró el transatlántico Santa María como golpe de efecto contra las dictaduras ibéricas de la época).

Detenido en 1936 por falangistas de Bande, fue incluido una noche en una saca o paseo, que habitualmente finalizaban de pésima forma para los invitados. Estaba ya al borde de la cuneta donde yacían los cadáveres de sus compañeros cuando el argumento expuesto por un teniente -armado de galones y escopeta- de que era imprescindible interrogarlo, lo salvó de un final fatal.

"Matádeo mañá" (Matadlo mañana), frase final del argumento expuesto, fue usada por Elixio como título de su autobiografía, hoy fatalmente agotada.

Según en ella cuenta, fue detenido por la Guarda Civil al comenzar la Guerra Civil y sufrió prisión en el convento de Celanova, antes de pasar algún tiempo en Cáceres realizando ciertas labores administrativas.

Incorporado a las filas franquistas, ingresó, merced a su título de piloto, en la Legión Cóndor en Febrero de 1937. Pasado un mes pasó, en un avión Breguet XIX, a la zona republicana, donde fue detenido y condenado a muerte acusado de espionaje. Salvó su vida gracias a la intercesión de personas de su entorno provistas de influencias de alcance.

Pasó el resto de la guerra en Barcelona como secretario general de la Solidaridad Gallega Antifeixista.

Tras la bélica derrota republicana embarcó hacia México, donde supo labrarse una carrera como empresario y distribuidor, a la vez que mantenía su militancia republicana y nacionalista.

Fue promotor y locutor del pionero programa semanal de radio en gallego "Hora de Galicia" y participó en la creación de la revista "Vieiros".

Falleció el pasado 10 de Julio de 2007 en México. Contaba 97 años de edad.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home