Tuesday, November 06, 2007

Monumento en Atocha VI

El día de Todos los Santos.
El día después de la noche de Halloween.
El día después de hacerse pública la sentencia del juicio por los atentados del 11-M.

Siente meses y veinte días después de su inauguración, el Monumento a las Víctimas del 11-M soportó una situación hasta ahora insólita.

Hecho
Todo ocurrió el pasado Jueves 1 Noviembre.

Numerosos visitantes del hito contemplaron atónitos cómo la membrana en la que están impresos los mensajes dejados en recuerdo de la víctimas por los ciudadanos, muchos de ellos de manera anónima, amenazaba con caer sobre sus cabezas.
Cundió una serena calma.

Causa
La sala principal del conjunto tiene un acceso y una salida. Al estar presurizada, ambas puertas no pueden abrirse a la vez, para evitar que se escape la presión que mantiene inflada la membrana y que logra que sea sostenida por el aire.

Un fallo en el sistema de presurización-despresurización de las puertas interrumpió el efecto de vacío.

Motivo
Al parecer, el elevado número de visitantes provocó que uno de los cierres de las dobles puertas de acceso dejara de funcionar correctamente.

Efecto
La sala dejó de ser estanca.
Y la ausencia de presión motivó que la gran membrana quedara sin aire.
Y la gran membrana se vino abajo.

Alivio
Un anillo metálico colocado en la zona superior de la membrana, que lo sujeta al falso techo, evitó que cayera completamente.

Explicación
"Todas las noches la membrana se arruga, pero no es normal que pase por el día", dicen ciertas fuentes. "En cuanto se ponen en marcha los sistemas de presurización-despresurización la membrana vuelve a su lugar, pero si se apaga, cae en sólo 10 segundos". En todo caso, "se trata de un problema reversible".

Y añaden:

"Incluso es necesario que se desinfle. Por motivos de limpieza".

Solución
Al día siguiente un vigilante -hay empleados que se encargan de abrir y cerrar las puertas- mantenía la puerta cerrada manualmente. "Dicen que lo van a reparar enseguida", dijo.

Reparación
El Monumento recuperó su forma original por la noche.

Contricción
Según el Ayuntamiento, la responsabilidad es de RENFE.
Según RENFE, su cometido se limita a la limpieza y mantenimiento básico de la obra –azafatas, vigilancia, encendido y apagado de luces y seguridad- por lo que cualquier tipo de avería es responsabilidad de la empresa constructora.
Según FAM, estudio autor del diseño de la obra, el mantenimiento es responsabilidad del Ayuntamiento, su propietario.

El coste del proyecto ascendió a 5.400.000 de €, financiado por el Ayuntamiento de Madrid y el Ministerio de Fomento.

Información
El monumento puede ser visitado a diario de 8:00 a 20:00 horas.

Tanto el acceso como la salida son gratis.


Evolución monumental
I - II - III - IV - V

Labels:

1 Comments:

Blogger DavidSara said...

El globo se quedó sin aire. Pues la culpa es del aire. O de Dios. O del mismo globo.

4:37 PM  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home